Incendio dejó un sanjuanero muerto y cuatro vehículos totalmente incinerados

“¡Regresaron los incendios!”. Este fue el grito de desesperación y a la vez de pánico que expresaron las personas residentes en el barrio Fray Joaquín de Orihuela, localizado en la vía que del municipio de La Paz conduce a Manaure, Cesar.
En horas de la noche del pasado viernes, las llamas provenientes del patio de una vivienda anunciaron la reaparición de las conflagraciones productos de la forma artesanal como se almacena, distribuye y comercializa el combustible de contrabando en esta localidad.  
Este incendio, el primero en lo que va corrido del año, dejó   cuatro vehículos calcinados en su totalidad: una camioneta Tritón, 2 carros Renault 18 y una motocicleta.
En la emergencia resultó con heridas de gravedad  una persona identificada como José Acosta, natural de Cañaverales, jurisdicción del municipio de San Juan del Cesar, en La Guajira. 
A pesar que este hombre recibió los primeros auxilios en el Hospital Marino Zuleta de La Paz y posteriormente en un centro asistencial de Valledupar, no pudo luchar más por salvar su vida y murió en la mañana del pasado domingo.
Según cuentan las primeras versiones de moradores cercanos y testigos del hecho, el incendio fue ocasionado por la forma irregular como una de las personas encargadas del combustible manipuló irregularmente varios galones de gasolina que permanecían almacenados en un tanque.
Hay que resaltar que la conflagración se registró a pocos metros de una institución educativa y ninguna autoridad local se ha pronunciado al respecto.
Tomado de http://www.diariodelnorte.net