Se crea bloque parlamentario para que regalías vuelvan a regiones productoras

Diez congresistas de nueve departamentos con potencial minero-energético presentaron proyecto de acto legislativo que modifica drásticamente el sistema de regalías que rige al país desde 2011, al considerar que se ha despojado a las regiones “de lo que les corresponde tanto por derecho como por necesidad”.

“La Guajira perderá recursos por $ 2.3 billones en los próximos años, si no se modifica actual sistema de regalías”, el señala congresista Antenor Durán Carrillo, uno de los autores de la iniciativa.
Los departamentos y municipios productores de petróleo, carbón y gas  tendrán derecho a participar en la asignación directa de regalías, en proporción a la  producción mensual de cada uno de ellos.  Así lo establece el Proyecto de Acto Legislativo 112 de 2014, radicado esta semana  en la Secretaría General de la Cámara por los representantes Antenor Durán Carillo, de La Guajira,  Jorge Camilo Abril Tarache, de Casanare; Fabio Amín, del Atlántico; Ángel María Gaitán, del Tolima; Ángelo Villamil, del Meta; Pedro Orjuela, de Arauca; Flora Perdomo,  del Huila; Silvio Carrasquilla, de Bolívar; Marta Cecilia Curi, de Bolívar  y Edgar Gómez, de Santander.
La iniciativa de reforma constitucional contempla además aumentar a  un 30 por ciento las asignaciones directas de los municipios y departamentos productores, y una participación del ocho por ciento por parte de los municipios y distritos con puertos marítimos y fluviales por donde se transporten los  llamados recursos naturales no renovables.
Propone también el desmonte de los Órganos Colegiados de  Administración y Decisión (OCADs), al considerar que afectan la autonomía y descentralización de las entidades territoriales; y asigna un 20 por ciento de los recursos del Fondo de Ciencia y Tecnología para proyectos en las zonas productoras.‎
El representante Antenor Durán Carrillo señaló que el nuevo sistema está impactando negativamente a ocho municipios productores de La Guajira, con lo cual hoy se encuentran en grave riesgo programa sociales que dependían de recursos por más de 100 mil millones provenientes de las regalías, como el Proyecto de Alimentación y Nutrición, PAN) (35 mil millones promedio/año); transporte y alimentación escolar Educación Primaria y Secundaria. ($60 mil millones/año) y el acceso y Permanencia a la Educación Superior. ($15 mil millones/año). Según el congresista, con el nuevo sistema, el departamento dejará de recibir recursos por $ 2.265 mil millones en un periodo de 11 años.
El Acto Legislativo 005 de 2011  redujo de forma  dramática las asignaciones directas, lo que ha causado un grave desbalance en las finanzas de los municipios que antes se beneficiaban con esos recursos económicos.   “Si el nuevo sistema de regalías no se modifica cuánto antes, municipios productores como Albania, Barrancas, San Juan, Uribia o Manaure, serán inviables financieramente”, advierte   Durán Carrillo, quien estima que entre 2011 y 2022, La Guajira habrá perdido recursos por  $ 2.3 billones.

Las cinco razones de peso de Durán Carillo 
El congresista Antenor Durán señala las cinco preocupaciones que lo llevaron a  ser coautor de la iniciativa: Uno, los municipios productores asumieron unos compromisos  antes de entrar en vigencia el nuevo sistema de regalías y se requieren de recursos para saldar deudas adquiridas. Dos, los departamentos productores sufren las consecuencias del impacto ambiental por la explotación de sus recursos minero-energéticos.  Tres, muchos programas sociales, que  se financiaban con recursos de las regalías, dejaron de funcionar. Cuatro, las asignaciones se han reducido de forma dramática en La Guajira. Entre 2007 y 2010 el departamento recibía en promedio $300 mil millones por concepto de regalías, en 2012 la cifra se redujo a la mitad ($149,000 millones) y a la fecha no supera los $50 mil millones anuales. Y cinco, los OCADs han demostrado poca eficiencia a la hora de agilizar los recursos que se derivan del mismo sistema.