El ULTIMO FILON DE LA CONQUISTA:




Federico Acuña Mendoza

No se trata de crear una sociedad Uniforme, se trata de lograr una justicia social, donde todos tengan las mismas oportunidades

No se trata de ideologías ni de patrones, se trata de justicia social, donde todos tengan las mismas oportunidades, el mundo se debate en la más intrincada disputa por el poder y el dinero. En  las ´postrimerías de los años ochenta y principios de los noventa el BM y el FMI definieron las políticas económicas que debían implementarse  en el tema de Desarrollo económico en los países latinoamericanos, y empezó a instalarse, como política económica deliberada de los Estados y de las grandes agencias financieras multinacionales – el antikeynesianismo, llamado neoliberalismo. El desmantelamiento de los controles estatales, la privatización a ultranza de bienes y servicios, empezando por la educación y la salud, el favorecimiento del capital frente al trabajo con la reducción de impuestos para las empresas y su aumento para las personas, la reducción en el gasto social. Y lo que en la última década del siglo XX se llamó el ‘consenso de Washington’ –es decir el consenso del BM con el FMI– para imponer directivas de desarrollo económico a los países de América Latina primero y del Tercer Mundo en general más tarde–, pasó a imponerse también en el bloque central de los países capitalistas desarrollados. Se olvidó la utilidad, cínica pero práctica, de la justicia social. Y se empezó, como señala la ONG Oxfam en el documento que alarmó a los ricos reunidos en Davos,  (85 ricos tienen lo que poseen 3.570 millones de pobres) a “gobernar para las elites”. 
 este privilegio  del gran capital,  ha generado monstruos como el Sistema de Salud, la privatización de los servicios públicos, la de la educación etc, las cuales cayeron en manos de verdaderos mercantilistas sin piedad ni contemplación por los más elementales derechos del ciudadano atropellando en nombre del desarrollo todo derecho incluso el derecho a la vida, con un agravante  EL Estado le sirve  como estafeta o sino mire lo último, están preparando el rescate de la EPS Salud Coop, después de haber desangrado al estado y matado miles de ciudadanos, es   un mercantilismo creciente que desborda todo limite, lo humano paso a un tercer plano y se impuso la Avaricia. El abuso de otro hijo de esta ignominia, las EPSPD Empresas Prestadoras de Servicios Públicos Domiciliarios, no solo cobrando con onerosas, exageradas  tarifas, sino también Obrando como ente Judicial imponiendo multas y sanciones violando de manera fragante  la ley  dado que el régimen legal de los servicios públicos domiciliarios actualmente vigente –Ley 142 de 1994- no confiere tal facultad a dichas empresas. Sin embargo ellos siguen haciéndolo, ante la mirada cínica y cómplice del estado; Es común ver una familia de estrato 1 con tarifas de más de cien mil pesos y multas por más del millón de pesos, esto es motor del empobrecimiento y deuda social impagable para el estado.  
Esquirlas este proceso (el ‘consenso de Washington’) coincidió con el Gobierno de Gaviria donde se llevaron a cabo las primeras privatizaciones y el país cambio su rumbo 180°C, LUEGO EL Gobierno de Uribe no solo la afianzo sino que entrego por completo lo poquito que quedaba de país . 
Por: Federico Acuña Mendoza  
Federico_guaijro@hotmail.com